Me voy a Tanzania

El escritor y periodista Javier Reverte asegura en una reciente entrevista que si naciera de nuevo le gustaría tener la nacionalidad tanzana. Sabido  es su amor por África como lo reflejan varios de sus libros y echándole una pensadita la idea no es  tan descabellada.

Verán, después de soportar  estos cinco  últimos días “a la española” es como para tener la tentación de acudir a la embajada del país africano y preguntar por los requisitos para obtener la ciudadanía y el pasaporte de Tanzania, sin ir más lejos.

En lo que va  de semana hemos sido testigos en este país al que llamamos del “primer mundo” de una serie de dislates propios de una república bananera. Si los diputados alemanes hubieran tenido información precisa del disparate en forma de escultura inaugurada en el fantasmagórico aeropuerto de Castellón (  300.000 € cuesta el bodrio a mayor gloria de Fabra padre) en vez de aprobar  el rescate financiero a España nos hubieran mandado, y con razón, a la mierda. Los finlandeses, tan discretos ellos, debían estar al tanto  porque exigieron garantías a España para la devolución del crédito.

Otra cuestión que no acabo de entender es la renovación  del contrato a Iñaki Urdangarín por parte de Telefónica: 1,5 millones de euros al año más otro 1,2 millones de retribución en especies. El yerno del rey esta imputado por delitos de prevaricación, malversación, blanqueo de capitales, falsedad y fraude. Así, sin más. El juicio promete ser un culebrón de primera.

Para rematar  un nuevo ” ajuste” del gobierno que deja exhaustos a los ciudadnos de a pie y a sus bolsillos con más telarañas que el desván de Harry Potter. La reacción inmediata la vimos en las calles de toda España, con una movilización que debería hacer pensar al gabinete de Rajoy sobre el fondo y la forma de sus medidas a la hora de atajar la crisis.

La guinda la ha puesto esa maravillosa pariente etérea de todos los españoles llamada prima de riesgo, que  ha alcanzado los 600 puntos y de paso hundido a la bolsa un poco más. El ejecutivo advierte además que la economía no crecerá en 2013 y que por lo tanto el paro campará a sus anchas ( esto es una consecuencia de lo anterior, no una expresión del gobierno).

Visto lo visto y ante semejante panorama lo de hacerse tanzano no es descartable. Tanzania tiene costas, mar, el kilimanjaro, hablan suajili que es lo más parecido a la jerga de nuestros políticos y a un ídolo nacional aunque ya fallecido, el cantante de Queen , Freddy Mercury.

Yo me lo estoy pensando.

Esta entrada fue publicada en Miradas inquietas y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s