A wop boopa loo-bop a wop bam-boom (Tutti frutti 2012)

earth-216834_1920Después de un inmerecido descanso y tras ser abroncado por un vecino jubilado que sigue este blog por mi “escasa productividad” (obviamente es economista) me he armado de valor para que me deje tranquilo cuando coincidimos en el ascensor y así no tener que contestar con evasivas.
Lo cierto es que esperaba que el anunciado fin del mundo previsto por los mayas para hace unos días acabara con todo esto y no tuvieramos que aguantar más a tanto cretino, fulibustero disfrazado de empresario modelo (Ferrán and Cía), politiquillos de tercera provistos de Ipad pagado con impuestos, con el que distraer las horas de curro jugando al Apalabrados (o a la brisca, igual me da), las cuitas del tal Mourinho y la última genialidad del ministro Gallardón, experto en meterse en charcos sin que nadie se lo pida, por poner unos ejemplos al azar.
No fue así, y tuvimos que tragarnos otro mensaje de Rajoy, sin despeinarse, anunciando la que nos viene encima en el 2013; al líder de la oposición, Rubalcaba, acusando al PP de ser derechas (menos mal, no me había enterado) y al rey leyendo un discurso escrito, sentado en el borde la una mesa. Genial,¿no?
Como no me ha tocado mas lotería que la de millones de españoles, es decir tener que buscarme la vida, y la familia bien, gracias, me jodía mucho el trigémino tener que decir lo que pienso de todo este año que amenaza con no acabar nunca.

En estos dias tan proclives a las listas como balance anual, estuve tentado de elaborar un top ten de los mayores hijoputas con los que me había topado en los últimos doce meses, pero me salían tantos como para llenar un canon de esos tan abundantes sobre los 1001 asuntos que hay que ver, oir, oler o lamer antes de diñarla y no era plan.
Sin embargo no todo han sido malas noticias, miles de jóvenes han puesto proa a cualquier parte con el objetivo inmediato de buscarse la vida, circunstancia que les ahorra tener que aguantar la estupidez  en un país sumido en una crisis paralizante, que amenaza con aumentar, mientras algunos sesudos dirigentes se empeñan en dirimir si somos galgos o podencos, o anuncian profundos debates sobre la necesidad de convertirnos en estado federal, como remedio a nuestros males.
Sometidos a la dictadura de los mercados, porque Europa sirve para lo que sirve, no nos engañemos, el 2013 pinta apocalíptico. Ya nos han avisado, así que las quejas al maestro armero.

Feliz 2014.

Nada como Little Richard para un fin de fiesta.

Esta entrada fue publicada en Miradas inquietas y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s