Fe mariana

angel-1262844_1920Resulta conmovedora la permanente lucha del Gobierno por convencer a los españoles de la pronta salida de la crisis. Mariano Rajoy aprovecha cualquier evento, como la última reunión de la CEOE, para destacar los indicadores económicos que a su juicio abonan esta teoría, como el descenso del número de parados durante el pasado mes de mayo ( más de 145.000) o la buena marcha del comercio exterior con el objetivo de generar  un poco de optimismo al personal.

Claro que la realidad es muy tozuda y convencer a quien lleva en el paro dos o tres años no es fácil, son legión los descreídos. También esta el nivel del personal, del personal de la patronal quiero decir, como  José de la Cavada, a quien no teníamos el gusto de conocer y que consiguió sus minutos de gloria y ensombrecer el discurso presidencial, gracias a una magnífica reflexión sobre la necesidad de acortar los cuatro días de permiso que los trabajadores pueden utilizar por el fallecimiento de un familiar directo, con el argumento de que “ya no se viaja en diligencias”  Ha tenido que salir el patrón de los empresarios para enmendarle la plana al tal Cavadas responsable, por cierto, de las relaciones laborales en la CEOE.

Lo tiene difícil Rajoy con estos personajes porque siempre hay alguien dispuesto a dar una vuelta a la tuerca y dejar su discurso optimista a la altura del barro. En el FMI son expertos: llega uno de sus sesudos analistas y vomita al personal una serie de medidas que a juicio de la entidad presidida por la señora Christine Lagarde – sí esa dama que escribe encendidas cartas de sumisión incondicional a Nicolas Sarkozy y es investigada por presunto trato de favor al corrupto empresario y ex político Bernard Tapie- son imprescindibles para salvar a España del caos económico. Les dejo aquí sus propuestas  y léanlas bajo su exclusiva responsabilidad, no quiero que me acusen de derrotista o de provocar un aumento del consumo de ansiolíticos con el consiguiente desfase en el gasto farmacéutico. Por resumirlo en pildoritas: recortes a tutiplén, sueldos de mierda y ruleta rusa para las pensiones.

Dejemos a la economía porque esta de mírame y no me toques, y mientras el soberbio ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, amenazador de tertulianos y justiciero universal se traga el sapo del “Extraño caso de las fincas de la infanta” que da para un cortometraje chusco, volvemos la mirada a esa clase política que nos va a salvar del caos…¿Y que nos encontramos? pues que los socialistas valencianos se van de putas. Así, a pelo, lo suelta Joan Calabuig portavoz del PSPV en el ayuntamiento de Valencia como crítica al cinismo de sus compañeros, mientras tramitan la regulación de la prostitución en la capital del Turia ¿Que opinarán de esto los expertos del FMI?

Consciente de la posibilidad de que el FBI, CIA, KGB, CNI y hasta la Agencia Tributaria espíen lo que hago, digo o escribo e incluso intuyo, me quedo con un personaje cuyo futuro es más negro que las gónadas de un grillo. Se llama Edward Snowden, trabajó para la Central de Inteligencia Americana y ha tenido los bemoles de denunciar las prácticas de espionaje masivo cibernético ejercido por sus compatriotas  y que ha contado con la inestimable ayuda de Facebook, twitter y demás redes sociales dejando  en pañales lo descrito por George Orwell en 1984 ¡Que no le pase nada!

Mi espía favorito siempre fue Maxwell Smart… les dejo una lección de su pericia.

Esta entrada fue publicada en Miradas inquietas y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s