Entre dudas y querellas

imagesCA0OFXNN

Salvo filias de carácter masoquista, resulta insufrible aguantar durante una semana la cantidad de informaciones relacionadas con presuntas irregularidades financieras del PP en forma de sobres cobrados por sus dirigentes y otras donaciones, a tenor de lo publicado por  el diario El País, bajo el epígrafe “Los papeles de Bárcenas“. Insufrible para los cada vez menos sorprendidos españolitos de a pie (llevamos mucho entrenamiento encima), para los protagonistas de esta historia y para la devaluada clase política de este país. A mi sinceramente me preocupan y mucho los primeros, por la sencilla razón de saber cual es la resistencia de sus tragaderas, las de los políticos es muy elástica, salvo excepciones..

Ante la gravedad de las acusaciones, Rajoy y sus ministros rechazaron el cobro de dinero”B”, pero han pasado demasiados días para disipar la sombra de una duda digna del gran Hitchcock,ante lo tibio  del rechazo. Ahora, y tras una comparecencia del presidente del gobierno monitorizada y con cierto regusto orwelliano, que aumentaba la legión de cabrerados, Rajoy niega rotundamente que recibieran sobresueldos y dice que lo publicado “es  totalmente falso, salvo alguna cosa de lo publicado en los medios“. Otra sombra más. ¿A qué se refiere con alguna cosa?

En fin, con la presunta intención de acojonar a todos, tirios y troyanos, el vicesecretario de organización de los populares, Carlos Floriano, anunciaba a  bombo y platillo una rociada de querellas urbi et orbi, a saber: los que han flitrado los papeles ( tendría guasa que fueran falsos), quienes lo publican (El País) y/o se hacen eco de las acusaciones. Curiosamente no ha mencionado a Luis Bárcenas , a quien sí le ha caído una querella fulminante por parte de  su excompañera de partido, Ana Palacio, cuyo nombre figura en los papeles y que no se anda con tonterías. Añade Floriano que no saben si hacerlo por lo civil o lo penal, pero que las querellas caerán. El ministro Ruiz Gallardón debe estar encantado con el pastizal que van a recaudar vía tasas judiciales con tanta actividad ante los tribunales. De algo sirve su denostada reforma. Aunque igual esta contento por otra cuestión… pero eso es otra historia.

Quienes estan que trinan, a buen seguro, son los 132.055 parados que nos ha dejado el mes de enero, casi 5.000 de ellos en Canarias, con los que alcanzamos la escalofrinte cifra de casi cinco millones.

Un dato: a primer hora de la mañana al conocerse las cifras del paro, todos los diarios nacionales y regionales  abrían con esta mala noticia. A primera hora de la tarde, tras la comparecencia de Rajoy en Alemania, en vivo y en directo, cuesta encontrarla  en la parte más baja de los digitales. Debe ser la banalización de una tragedia, porque la corrupción en este país es un hecho indubitable, que diría un leguleyo, aunque  a Floriano le de un síncope y se querelle por lo civil, penal o militar.

Esta entrada fue publicada en Miradas inquietas y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Entre dudas y querellas

  1. eres bueno, cabrn… qu pena que te prodigues tan poco… El 4 de febrero de 2013 22:32, rafademiguel

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s